Archive for 3 diciembre 2010

h1

La llegada de lo inevitable

3 diciembre, 2010

Era cuestión de tiempo y el momento ya ha llegado. Después de unos tímidos copos hace unas semanas que no dejaron huella, cayó la primera nevada en la tarde del pasado sábado. Como una novia momentos antes de su boda, la ciudad empezaba a vestirse de blanco preparándose para el invierno.

La nieve se empezaba a acumular sobre todo en parques y jardines donde no había nadie que la retirase o la deshiciese a su paso. Pero todo eso cambió en la mañana del lunes.

Poco después de llegar al trabajo,  comenzó una eterna nevada que se prolongó durante todo el día ocultando la ciudad bajo un grueso manto blanco. Los caminos desaparecieron y las pisadas se hundían en la nieve hasta el tobillo mientras el viento te lanzaba con fuerza diminutos cristales a la cara. Pero si caminar se hacía complicado, moverse en vehículo era aún peor. Varsovia había quedado sumida en un caos circulatorio en el que los coches quedaron atascados por las principales vías de la ciudad.  Incluso el transporte público instaba a sus pasajeros a bajarse ante la imposibilidad de continuar el viaje. Por suerte, al día siguiente ya se retomaba la normalidad.

La cara de la ciudad ha cambiado plenamente. La nieve está por todas partes, las amplias aceras han quedado reducidas a estrechos caminos formados por el propio tránsito de los habitantes mientras se acumula nieve en los márgenes en montones cada vez más y más grandes. El casco viejo, donde no llegan las máquinas quitanieves y hay que retirarla con pala es un espectáculo digno de ver. Incluso hay gente que ha salido a pasear con esquís.

Los polacos afirman que esta nieve ya se mantendrá al menos hasta el mes de marzo. Y considerando el poco sol que hay y el intenso frío, les creo. Bienvenidos a la nueva y blanca Varsovia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios